Alivio para los refugiados rohinyás en Bangladesh

Asia*, una mujer rohinyiá de 60 años que huyó de la violencia en contra de su pueblo en Myanmar, no podía dormir por las noches en el campo de refugiados en Bangladesh porque había mucho frío. 

El 8 de diciembre, los nazarenos bangladesis en representación de Ministerios Nazarenos de Compasión viajaron al campo de refugiados rohinyiá en un lugar conocido como Cox's Bazar, el cuál ha sido reportado por las Naciones Unidas como el hogar de la población más densa de refugiados del mundo. En esta parte de Bangladesh, la Iglesia del Nazareno todavía no tiene presencia.

Los nazarenos recibieron información específica sobre las necesidades de los refugiados por parte de organizaciones internacionales que ya habían conducido asesoramientos. Con el permiso de las autoridades locales, ellos distribuyeron alimentos no perecederos. También proveyeron de paquetes que contenían dos mosquiteros, dos sábanas y una colchoneta para dormir. 

“Hoy recibí dos sábanas y algunas otras cosas" indicó Asia. "Me protegerá del frío y podré dormir bien en la noche”. 

Asia huyó de Myanmar con cuatro hijos y dos hijas. Ella indicó que su quinto hijo fue asesinado cuando comenzaron las persecuciones en agosto.

“Escapé de mi tierra natal, Myanmar, para salvar mi vida con otras personas" se expresó. "Caminé tres días y llegué a ese campo. No pude traer nada de ropa conmigo”.

Asia y su familia viven actualmente en una cabaña contruida de láminas de acero. 

Myanmar es el hogar de aproximadamente 1 millón de rohinyiás, una etnia musulmana minoritaria dentro del país budista. Por décadas, los rohinyiás han huido de Myanmar, que según la BBC les niega la ciudadanía. 

Sin embargo, Bangladesh, donde más de 800,000 rohinyiás ahora son refugiados, no está preparado adecuadamente para cuidarlos, según un trabajador de MNC*. Un país profundamente empobrecido y densamente poblado, Bangladesh sufre repetidos desastres, tales como inundaciones extendidas y tormentas tropicales. 

MNC en Bangladesh están enfocados en la respuesta a la emergencia, pero también están desarrollando planes para un proyecto a largo plazo para apoyar específicamente a los más vulnerables, mujeres y niños. Por ejemplo, a ellos les gustaría establecer un espacio "apto para menores" y un centro de consejería. 

Aunque Myanmar recibió oficialmente a los refugiados para regresar y los refugiados desesperadamente desean ir a casa, muchos tienen demasiado temor de regresar; muchos no tienen adonde regresar. Casas, campos y aldeas enteras fueron arrasados completamente.

“Muchas jóvenes no quisieran regresar a casa", indicó el trabajador de MNC. Los hogares fueron arrasados por el fuego y las mujeres violadas”. Ellas piensan que Myanmar no es un lugar seguro...Miles de rohinyiás fueron abatidos en el conflicto". 

Sufia*, una mujer de 35 años, le dijo a un trabajador de MNC que, "Ellos incendiaron la aldea, asesinaron a los hombres y violaron a las mujeres y niñas”. 

Con cuatro hijos, todos menores de 15 años, Sufia huyó sola; su esposo fue abatido frente a sus ojos.

El trabajador de MNC reportó que sus hijos lucían desnutridos, aún cuando las agencias no gubernamentales habían distribuido alimentos. 

Sufia estaba de especial forma agradecida por los mosquiteros que recibió de parte de MNC ya que hay mosquitos en el campo.

Los campos de refugiados conllevan riesgos más allá de las enfermedades transmitidas por mosquitos.

“Alrededor de 1,000 mujeres y niños rohinyiás han sido traficados", indicó el trabajador de MNC, citando el reportaje de un periódico local. "Nos lamentamos al escuchar sus historias de miseria. Creemos que son nuestros prójimos y debemos ayudarles de la manera en que la Biblia nos enseña".  

*Los nombres fueron ocultados por razones de seguridad y privacidad.

--Church of the Nazarene Eurasia

Posted in: