La oficina de distrito en Managua, Nicaragua, cierra a causa de violentos enfrentamientos

Managua, Nicaragua

Imagen de Getty 

La oficina del Distrito Central de Nicaragua cerró sus puertas el 29 de mayo debido al aumento de la violencia en la ciudad de Managua, capital de Nicaragua. 

Estudiantes de universidades cercanas a la oficina de distrito han estado liderando las protestas desde abril en contra del gobierno de turno. Según varios informes docenas han fallecido tanto entre los grupos estudiantiles así como entre las fuerzas del gobierno. 

"Nos sentimos muy tristes porque durante más de un mes hemos estado bajo una gran presión por motivo de los disturbios en Nicaragua", indicó la Superintendente del Distrito Central de Nicaragua, María Ponce. "Permanecemos bajo la protección del Dios Altísimo y dependemos de su sabiduría. No queremos seguir exponiendo nuestras vidas, por lo que hemos decidido salir de las oficinas del distrito ya que nos encontramos en medio del fuego cruzado entre la policía y los estudiantes. Hay muchas personas heridas y no deseamos unirnos a la lista de fallecidos ".

En las ciudades de Managua y Masaya, los servicios de la iglesia se han limitado a los domingos por la mañana para mantener a los feligreses fuera de peligro en la medida de lo posible. A pesar de esto, un grupo de pastores y líderes han decidido unirse a la Rev. Ponce en oración todas las madrugadas para pedir por la paz en sus ciudades.

Ministerios Nazarenos de Compasión del Área NorCentral también ha establecido un calendario de 24 horas de oración asignándole una hora a cada uno de los 24 distritos del área para interceder por Nicaragua. 

"Durante este tiempo, siento que el pueblo de Nicaragua ha cambiado su forma de orar", indicó Ponce. "Ya no oran solamente por sus necesidades o para cumplir una rutina, sino que han hecho de la oración un estilo de vida".

Aunque Ponce y otros líderes nazarenos están animados por la multitud de nazarenos que están orando por ellos, aún expresan bastante preocupación. El distrito ha cancelado varios viajes de Trabajo y Testimonio que ya habían sido programados con antelación. Estos grupos tenían el propósito de realizar trabajos de construcción y remodelación en iglesias locales, y un equipo de Costa Rica que planeaba trabajar en el Seminario Nazareno en Nicaragua canceló su viaje porque no se le podía garantizar su seguridad. Los cuatro distritos de Nicaragua han estado trabajando en conjunto para poder abrir nuevamente el seminario y varios proyectos han quedado a medias en el futuro previsible. 

Los líderes del Distrito Central de Nicaragua están monitoreando la actividad de las protestas para determinar el mejor momento para volver a abrir sus puertas. 

"Esta situación nos causa un gran dolor", expresó Ponce. "Pedimos que, como el Cuerpo de Cristo, nos unamos en oración por la paz en Nicaragua".

Posted in: