Nazarenos dan auxilio a niños desplazados a través del Proyecto de Navidad

Para los niños y niñas que han sido desplazados por conflictos, la lista de cosas perdidas puede ser muy larga: hogar, educación, amigos, estabilidad, y a veces aún miembros de su familia. Si añadimos esto a otros factores como el hambre, enfermedad, y aislamiento, es claro que los niños y niñas afectados por conflictos son verdaderamente vulnerables. Este año, las Iglesias del Nazareno están siendo invitadas a apoyar ministerios a los niños desplazados por medio del Proyecto de Navidad (Christmas Project) anual patrocinado por Ministerios Nazarenos de Compasión.

Globalmente, 28 millones de niños y niñas son desplazados debido a una variedad de conflictos, lo cual significa que están viviendo como refugiados, buscadores de asilo, o desplazados dentro de sus mismos países de origen. Estos niños y niñas han sido forzados a escapar por conflictos los cuales ellos no han causado ni escogido. Cerca de la mitad de todos los menores refugiados globalmente son de Siria o Afganistán. Otros porcentajes grandes incluyen niños y niñas de países africanos como Somalia, Sudán del Sur, y la República Democrática del Congo.

En muchos lugares, las Iglesias del Nazareno reciben niños y familias que están escapando conflictos con brazos abiertos y compasión generosa. Las familias de refugiados frecuentemente tienen dificultad para cubrir las necesidades más básicas. Muchos países huéspedes no permiten a los refugiados trabajar legalmente, empujando a estas familias a la pobreza.Por ejemplo, en Líbano, el 70 por ciento de los refugiados viven bajo la línea de pobreza,y en Jordán ese número salta al 93 por ciento. En respuesta a esta realidad, las iglesias del Nazareno en esos países proveen ayuda por medio de asistencia de comida y servicios médicos, así como clases de Inglés y amistad a los recién llegados.

Las escuelas nazarenas también están ayudando a los niños y niñas a recuperar años de educación perdida: Los menores viviendo como refugiados tienen una probabilidad cinco veces mayor de no asistir a una institución educativa que otros niños, según la UNHCR.

*Marcos, un niño de diez años, y su familia, escaparon de su hogar en Iraq cuando militantes extremistas le dijeron a su familia que sería asesinados si no renunciaban su fe cristiana. Ellos llegaron a Jordán en la primavera de 2017 y oficialmente se convirtieron en refugiados.

En Iraq, Marcos recuerda un hogar feliz junto a sus padre y hermano mayor. Su casa era un lugar lleno de gozo y risa, el dice. El se sentía seguro y a salvo allí. Después de que escaparon, ellos «se acostumbraron a las lágrimas y la tristeza», dijo.

Aún así, el dice que su madre nunca renunció a su fe en que Dios proveería los recursos necesarios.

Uno de esos recursos fue una escuela Nazarena, la cual recibió a Marcos y su hermano a través de becas provistas por el Proyecto de Navidad 2016 de Ministerios Nazarenos de Compasión (MNC).

«No encuentro las palabras para describir lo agradecido que estoy a mis pacientes maestros, los cuales nunca perdieron la fe en mi», dijo Marcos.

Eva* también tiene 10 años de edad. Su familia escapó de Siria hace dos años para huir de el caos y la violencia. Luego su vida familiar tomó su propio giro hacia la violencia por parte de un padre abusivo. La madre de Eva buscó ayuda fervetiemente, pero se encontró sólo con puertas cerradas hasta que encontró una iglesia del Nazareno que ofreció ayuda.

Miles de millas al norte, las iglesias del Nazareno de Croacia y Ucrania también ofrecen ayuda a los niños y familias que han sido desplazados. La Iglesia del Nazareno de Zagreb, Croacia , ha estado intencionalmente alcanzando y ofreciendo un espacio seguro a las personas que buscan asilo en el país.

En Odessa, Ucrania, una iglesia del Nazareno está dando la bienvenida a familias que han sido desplazadas internamente por la violencia. Muchas de estas familias cuentan con menores o adultos con necesidades especiales.

El Proyecto de Navidad de MNC proveerá auxilio para las necesidades básicas de niños y niñas que han sido desplazados, esto incluye comida, agua potable, cobijas para el invierno, y también educación.

Para aprender más o para apoyar el Proyecto de Navidad anual de MNC, visite ncm.org/Christmas.

*Los nombres de los niños y niñas han sido cambiados para su seguridad y protección.

--Ministerios Nazarenos de Compasión

Posted in: