Pastora en Indiana descubre la libertad financiera gracias a la Iniciativa COMPAS

Hammond, Indiana

Los ministros nazarenos se enfrentan a muchos desafíos al servir en sus congregaciones, esto incluye el pago de deudas personales y préstamos estudiantiles. Para algunos, esto puede representar una batalla de toda la vida.

Robbie Cansler, egresada de Olivet Nazarene University en 2007 y pastora de The Mission Church of the Nazarene en Hammond, Indiana, recuerda el peso que sintió al recibir el llamado al ministerio.

"En mis años de adolescencia el llamado al ministerio se veía como una carga ", dijo Cansler. "Nuestra familia no podía costear nuestra educación, así que después de asistir a la orientación en Olivet Nazarene University, me vi sentada en el patio con mucho temor. ¿Qué podía hacer cuando el llamado a prepararme en el ministerio era tan claro y sin dinero para poder hacerlo?"

Esta historia es común entre los ministros que buscan la preparación ministerial. La educación de calidad es costosa, y a pesar de la gran cantidad de apoyo financiero que las escuelas nazarenas ofrecen a los pastores emergentes, a menudo se gradúan con miles de dólares de deuda estudiantil.

"En mi segundo año, después de mudarme a mi dormitorio, [descubrí] que tendría abandonar [el programa] si no se realizaba un pago", dijo Cansler. "Sentí el corazón en el estómago, y me puse muy ansiosa. Me decían que Dios proveería, pero sentía que no habría forma de poder obtener mi título de pastora".

Gracias a la orientación de su universidad y a los préstamos estudiantiles, Cansler pudo terminar su educación en Olivet.

"Ya de adulto, con gran sacrificio, he pagado fielmente mis préstamos todos los meses", dijo Cansler. "Nunca he recibido un gran salario como ministro, y nunca he realizado ningún trabajo basado únicamente en los ingresos, sino en la dirección del Espíritu Santo. Esto siempre significó una lucha para llegar a fin de mes, y en ocasiones tuve que optar por comprar artículos de primera necesidad en lugar de aportar unos cuantos dólares más para terminar de pagar mis préstamos estudiantiles".

Cansler se enfrentó a otro desafío financiero cuando Dios la llamó a plantar una iglesia.

"Cuando sentí el llamado a plantar iglesias, la carga se intensificó", dijo Cansler. "Las responsabilidades de los pagos mensuales hace que uno lo piense dos veces antes de mudarse a un nuevo lugar sin la seguridad de recibir un ingreso y hacer labores ministeriales a la par de un trabajo a tiempo completo que apenas alcanza para pagar las deudas, hace que la vida sea demasiado cargada, llevándolo a uno a quemarse rápidamente".

Fue entonces cuando en una ocasión Cansler se encontraba en una conferencia para pastores jóvenes y allí escuchó sobre La Iniciativa COMPAS, un programa de tres años dirigido por la Iglesia del Nazareno que busca ayudar a los pastores nazarenos de los Estados Unidos con sus problemas financieros hoy en día.

"Eso fue una respuesta a mis oraciones", dijo Cansler. "Mi madre me dice a menudo que 'si Dios es el dueño del ganado de los cerros, Él puede vender una vaca para ayudarte a pagar tus préstamos estudiantiles’. Realmente sentí que esta fue la forma en que Dios vendió una vaca”.

El programa también ayudó al esposo de Cansler.

 "Nuestra participación en el aprendizaje en línea y el estudio financiero nos ayudaron a sentirnos más preparados no solo para pagar nuestra deuda existente sino también para establecer ahorros universitarios para nuestro hijo, para que él nunca tenga que sentir que tiene que elegir entre el llamado de Dios y la estabilidad financiera", dijo Cansler.

Después de solamaente un par de meses en el programa, Cansler ya está viendo resultados a largo plazo.

"Ya hemos pagado dos préstamos estudiantiles por completo y estamos dispuestos a pagar otro en los próximos meses", dijo Cansler. "Al planificar nuestro futuro financiero, con la ayuda de The COMPASS Initiative, nos dimos cuenta que estaremos completamente libres de deudas para el 2021".

Cansler está agradecida por el programa y el continuo apoyo de la Iglesia del Nazareno.

"[Estamos] bien encaminados para convertirnos en mejores administradores", dijo Cansler. "[Estamos] animados porque seguir el llamado de Dios no fue un error, incluso cuando no ha sido fácil. Dios es fiel, y esa fidelidad a menudo se hace evidente por medio de diferentes formas en que la iglesia contribuye e invierte en nosotros mientras nos entregamos con amor al dirigir la iglesia".

Para obtener más información sobre The COMPASS Initiative, pulse aquí.

Posted in: