Una oportunidad para servir a los demás

The Philippines

Como estudiante universitaria de primer año y contando con 19 años de edad, Noren Grace Cailing podría pasar sus fines de semana realizando cualquier cantidad de actividades. En cambio, ella los dedica enseñándoles a los estudiantes de la escuela primaria. Esa decisión es un resultado directo de sus experiencias en TEACH, un centro de desarrollo del niño en Filipinas. Ella dice que no se perdería la oportunidad de retribuirle a un programa que influyó de manera tan dramática en su vida.  

Los estudiantes a los que Cailing enseña durante el fin de semana, también asisten a clases a través del programa TEACH, que comenzó en el área en 2006. Cailing se llama a sí misma una de las niñas patrocinadas "pioneras", un título por el que está muy agradecida. 

"Ser un niño apadrinado [me dio] más oportunidades para disfrutar los días de mi infancia, ya que el programa no enfatiza solamente un aspecto del crecimiento del niño", dijo Cailing. 

TEACH (por sus siglas en inglés significa Capacitación, Equipando a un Niño de Manera Integral), un lema que representa el objetivo de abordar las necesidades espirituales, físicas y educativas de los niños. La experiencia de Cailing fue completamente integral. 

"TEACH significó más que una oportunidad para ampliar mis estudios, también fue un llamado a conocer a Dios más profundamente", dijo Cailing. 

Gracias a TEACH, pudo asistir a conferencias de jóvenes, campamentos y otros eventos, donde se reunió con otros niños apadrinados de todo Filipinas. Estas experiencias ayudaron a solidificar su pasión por el liderazgo y la enseñanza. 

Ella ve su función como maestra como una manera de decir gracias.

"Es una forma de mostrar gratitud a mi patrocinador, mentores y a todas las personas que están detrás de este programa", dijo Cailing. "[Quiero mostrarles] que no están perdiendo su tiempo, dinero y esfuerzo, ya que los árboles que plantaron ahora dan sus frutos". 

Cailing está actualmente estudiando para convertirse en maestra de secundaria, aunque se ve a sí misma sirviendo en TEACH dando clases los fines de semana. Allí, ella espera compartir la misma fe y la motivación que cultivó a través de sus relaciones con sus maestros y mentores.

--Republicado con permiso del número 1 de 2019 de NCM Magazine

Para leer más historias de compasión, visite ncm.org para suscribirse a NCM Magazine y recibir futuros números a medida que se publiquen.

Posted in: